Lado B: Volcán - Canción Por Canción - "Invisible"

Esta es la historia de como logré grabar un disco independiente, con un productor de re-nombre, en un país nuevo y con un presupuesto mínimo. El resultado se lo debo a la combinación de trabajo duro, buena voluntad de mis colegas y mucha suerte. Todo comenzó con una canción que desencadenó la grabación de un disco completo y una nueva etapa en mi carrera musical.

INVISIBLE

Veo a Invisible como la primera canción desde diferente ángulos:

  • es la primera canción de mi primer disco bajo el nombre Patiño.
  • es la primera canción que produje junto a nuevos compañeros de banda.
  • es la primera canción que grabé con un nuevo equipo y en un nuevo estudio.
  • en la primera canción que grabé en México.
  • es la primera canción en la que toqué guitarra eléctrica principal. (con solo incluido...)
La música se ahogó
El escenario entero se incendió
Todo volvió a ser tan real
Un giro hacia el final
Extraño como el vuelo del quetzal
Fuimos congelados en el acto
No lo vi venir…
Te echo de menos amor
Nunca es sencillo el adiós
El faro alumbró el final del camino
Y me alejé, me escondí, te perdí
Besamos a matar
Cayendo por las cuevas del glaciar
La larga espera del impacto
Llevamos ya bastantes años
Reinventando las teorías
De como lograr llegar a amarnos
Rompiendo con tipografías
Intercambiando tiempo por saliva
Lo que sigue, sigue viéndose invisible
Te echo de menos amor
Nunca es sencillo el adiós
El faro alumbró el final del camino
Y me alejé, me escondí, te perdí
Te alejé, te escondí, me perdí…

Me mudé a México

Aprendí acerca de la industria musical de México compartiendo con músicos mexicanos mientras estudiaba en Boston, MA. Tuvimos muchas conversaciones acerca de la industria de su país, sus artistas, sus festivales y su gente. México me pareció el lugar indicado para desarrollar mi nueva etapa como artista. No tenía muy claro cómo iba a ser mi nuevo sonido, pero sí tenía muy claro que seguiría teniendo letras en español. Por esta razón me mudé a Ciudad de México a inicios del 2017.

Una vez más me convertí en un turista de una ciudad nueva. Comencé a contactar a conocidos mexicanos y colegas ticos que vivían por aquí. Todos fueron muy hospitalarios, dándome la bienvenida a un nuevo hogar, ofreciéndome consejos y guiándome por la ciudad.

Los Pads

Conocí a mucha gente nueva, talentosa y con ganas de hacer música. De toda esta gente, sobresalen los hermanos Padilla. Lito Pad y Diego son costarricenses, pero tienen ya cuatro años de estar viviendo en México. Llegaron como parte de la banda Divino Remedio, con el objetivo de grabar, tocar y hacer carrera en el país. Por diversas razones el proyecto no continuó, pero aún así, ellos decidieron quedarse.

Los encontré gracias a mi querido primo cuarto, José Fiatt, quien conocía a Diego porque hace varios años le vendió una batería. Cuando mi primo supo que yo iba para México me dijo:

"Yo conozco a un mae que está ahí y es baterista... al rato lo podrías contactar"

Dicho y hecho. Después de un facebookazo estábamos tomándonos unas "cheves" en uno de los famosos mercaditos mexicanos. Me contaba de su experiencia como músico en México junto a su hermano, quien un par de birras después llegó al mercadito con su novia, Fio.

Ese día la pasamos súper bien, compartiendo historias y experiencias de nuestras respectivas aventuras musicales. Como buenos ticos, teníamos montones de compas en común y habíamos tocado en los mismos lugares.

La llamada

A la semana siguiente de nuestro encuentro en el mercadito, yo tenía programado un viaje a Costa Rica para terminar algunos trámites de migración. Dos días antes de mi viaje, recibí una llamada de Lito:

"¿Vos has escuchado hablar de Salvador Tercero? Es un productor e ingeniero de grabación mexicano muy reconocido [Café Tacvba, Ely Guerra, Luis Miguel]. Salvador necesita un artista para la semana entrante con cuatro canciones listas para grabar"

Lito conocía a Salvador por medio de Sala de Audio, la universidad donde él estudia y de la cuál Salvador es dueño. Por cuestiones del destino, ese día Salvador lo llamó para preguntarle si sabía de alguna banda o artista que pudiera participar en sesiones de demostración para sus estudiantes. A cambio de servir como sus conejillos de india en el estudio, Salvador permitiría que el artista se quedara con las sesiones y el material que se grabara en ellas.

Después de pensarlo unos minutos, llamé de vuelta a Lito para decirle que sí. Por suerte, tenía unas cuantas canciones guardadas, específicamente cuatro temas con un tono melancólico: Nunca Te Amé, Una y Otra Vez, Dejame Dormir Acá e Invisible.

Las grabaciones comenzarían en menos de una semana, así es que Lito Pad y Diego liberaron su agenda del fin de semana, yo cancelé mi viaje a Costa Rica y nos encerramos en el estudio casero de los Pads, en medio Coyoacán, para comenzar el proceso de pre-producción y arreglo de las canciones. Comenzamos con Invisible.

Con solamente unos días de haber conocido a los Pads, sentarnos a pre-producir un proyecto se sintió como una primera cita a ciegas. Por suerte, pocos minutos después, todo comenzó a fluir.

Me di cuenta que Lito Pad y Diego son unos de los músicos más creativos y con la energía más positiva con los que he trabajado. De inmediato sentí que estaba haciendo música con mis mejores compas.

¡Aquí está el cifrado de Invisible para que la puedan tocar y cantar! (Click derecho y salvar imagen como...)

Invisible2 - Patiño - Cifrado.jpg

El Chava

Cuando llegó el día de las sesiones, llegamos puntuales, ensayados y con las partituras escritas. Poco a poco fuimos grabando las bases de Invisible. La sesión la dirigió Salvador junto a su ingeniero asistente Marcos Santana. Un pequeño grupo de alumnos asistían como espectadores silenciosos.

Salvador es una persona sumamente energética: Te habla de frente, dice lo que piensa, no para de moverse, no para de dar instrucciones, consejos, "graba, corta, paren, otra vez...". Nunca se queda sin nada que decir después de cada toma:

"¡Esa toma estuvo horrible!... ¡Esa toma estuvo chingona, motherfucker!"

Finalizamos ese primer día con Invisible grabada en su totalidad. Salvador dirigió mi interpretación vocal, cambiando algunas palabras y muchas de las intenciones en el fraseo. Luego, nos llamó a la cabina de grabación para escuchar el resultado.

¡Se escuchaba bastante sólida la interpretación! Estábamos muy orgullosos de ella, pero aún nos preguntábamos qué pasaba por la mente del Chava. No sabíamos si le había gustado o si solo estaba dando una clase más. Cuando terminamos de escuchar nos dijo:

"Oigan, les tengo una propuesta: ¿Tienen más canciones? Quiero grabar un disco completo, chinga su madre... diez rolas. ¿Se animan?"

En ese momento, acordamos grabar 10 canciones que formarían un disco completo. Salvador nos propuso que, en vez de pagarle por el uso del estudio y sus ingenieros, le "prestáramos" nuestro proyecto para que sus estudiantes pudieran desarrollar un lanzamiento artístico. Hicimos un trueque que solucionaba las necesidades de ambos: nosotros teníamos un disco y Salvador tenía un proyecto real para poner a trabajar a sus estudiantes. Pero más que nada, yo estaba feliz por el hecho de que Salvador creyó en nuestra música y notó nuestro profesionalismo a la hora de llegar ese día al estudio con todo listo y con buena actitud.

Con el tiempo y la ayuda de nuestro nuevo equipo de producción, decidimos lanzar las canciones en dos partes: Volcán y Laguna.

Salvador Tercero durante la sesión de grabación de la canción "Invisible" de Patiño. Lugar: Sala de Audio, Colonia Juarez. Ciudad De México

Entre el Volcán y la Laguna

Volcán iba a tener las primeras cuatro canciones de las sesiones iniciales, temas más oscuros y profundos. Mientras que Laguna iba a ser su contraparte, canciones más brillantes y abiertas. El lado B vs. el lado A.

Gracias a Invisible se desencadenó un proceso que resultó en la grabación de 10 canciones. Cuatro de ellas ya vieron la luz el pasado 11 de agosto y están disponibles como Lado B: Volcán. Seis canciones más están listas para presentarse y quisiera aprovechar esta publicación para dar una fecha oficial.

¡El próximo 8 de diciembre tendremos el honor de presentarles Lado A: Laguna!

Gracias

Estoy agradecido con las personas que han confabulado para que estas canciones existan. Mi agradecimiento más grande es para los hermanos Padilla. Ellos han prestado su hogar, su estudio y su talento para producir estas canciones hasta el mínimo detalle. Estos proyectos independientes no pueden nacer sin personas que apuesten por ellos.

Gracias a Salvador Tercero, Marcos Santana y Sala de Audio por creer en música nueva y original de un artista de otro país, ajeno a su industria local. Muchos discos no llegan a existir cuando productores y disqueras piensan:

"¿Qué es lo que pega en la radio?" o "¿Cuántos plays vamos a tener en la primera semana?" o "Cómo hacemos para sonar como Coldplay o Maluma o inserte nombre de artista que ya existe?" 

Gracias a todos los estudiantes de Sala de Audio que apoyaron este lanzamiento. La industria se nutre de personas como ustedes, enamoradas de la música. Los productores, managers e ingenieros de grabación que vienen entrando al juego necesitan ejemplos como Sala De Audio en su etapa de formación. Nosotros los artistas estaremos en sus manos en un futuro cercano.

Gracias a Invisible. Una canción tiene la posibilidad de generar cambios enormes. En este caso, Invisible le dio un giro a mi carrera y le abrió la puerta a nueve canciones más.

Finalmente, gracias a todos por leer esta publicación y por mantenerme inspirado con sus comentarios, apoyo y buena energía. Espero que nos veamos pronto en algún concierto para cantar estas nuevas canciones juntos. Espero que hayan disfrutado esta historia y que sigan apoyando a sus artistas favoritos, sean quien sean. Nosotros no podemos sin ustedes.

Dan

Patiño2 Comments